Tipos de tejidos de moda infantil

tejidos de moda infantil

Los tejidos de moda infantil se diseñan y confeccionan pensando en el uso que dan los niños a su ropa. Las prendas que visten los más pequeños de la casa pasan cientos de veces por la lavadora y deben aguantar el mal uso -inconsciente- de los más pequeños. Por eso, la ropa de niños ha de ser fuerte, de calidad y que a la vez resulte cómoda para ellos.

Tejidos de moda infantil: algodón

El algodón 100% es uno de los tejidos más resistentes aunque a veces es mejor recurrir a las telas que combinan el algodón y el poliéster. Esta combinación es más resistente y además es más fácil de mantener, ya que no se arruga tanto. El hecho de que contenga algodón -una tela natural- ayuda a que la prenda sea más suave, transpire mejor y absorba bien la humedad.

tejidos de moda infantil
Tejidos con composición de algodón y poliéster

Tipos de tejidos según la prenda

Como hemos indicado al principio, los tejidos de moda infantil se deben elegir en función de la prenda. No es lo mismo el tejido para una blusa o camisa que para un pantalón, que debería ser algo más resistente porque el tejido sufre más. Los niños, además, suelen caerse o restregarse por el suelo y por eso los tejidos deben ser capaces de aguantar estos usos tan peculiares de los más pequeños.

Aunque antes hemos dicho que el algodón es el tejido de moda infantil más apropiado, también es bastante recomendable utilizar telas de punto, ya que aguantan mejor su actividad. Los puntos siguen el movimiento de los cuerpos y, por eso, no se rompen tanto.

El tercer tejido que está muy presente en la ropa de los más pequeños es el nailon, que resiste los movimientos de los bebés y son muy fáciles de lavar, planchar y mantener.

tejidos de moda infantil

Para camisas, blusas y faldas lo mejor es elegir tejidos ligeros, como telas de telar (paño, batista, popelín, etc.).

Innovación en los tejidos de moda infantil

La moda infantil también incluye tejidos innovadores. La investigación, la tecnología y la innovación nos han llevado a, por ejemplo, elegir materiales con factor de protección solar (SPF). Los tejidos, como el nailon o el poliéster, que tienen este elemento son ideales para proteger la piel de los más pequeños en temporadas de mucho sol, como el verano.

Para seguir al día en tendencias y el sector de la moda infantil entra en nuestro blog.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *